EXPANDIENDO LA CONSCIENCIA


EXPANDIENDO LA CONSCIENCIA

FLUYENDO EN EL SER… TU MENTE NO TE LLEVARÁ JAMÁS A LA VERDAD DE QUIEN ERES, DEJA QUE LA LUZ DE TU CORAZÓN TE MUESTRE AL SER Y REGRESA AL HOGAR, SERÁS LIBRE

sábado, 3 de marzo de 2018

¿SER BUENA PERSONA O LA MEJOR VERSIÓN DE NOSOTR@S MISM@S?




Ser buena persona… cuántas veces escuchamos a lo largo de nuestra vida esta expresión. Y si además le damos “un toque espiritual”, escucharemos y leeremos mucho acerca de ser la mejor versión de tí mismo. (evidentemente esto no tiene nada que ver con lo que es realmente la espiritualidad y que ya he tratado en posts anteriores)

A través de seminarios, libros y escritos de autoayuda, de crecimiento personal, de liberación emocional o de supuesta índole “espiritual” entre muchos otros, se nos insta a lograr ser la mejor versión de nosotros mismos, pues esto implica todo aquello que está reconocido socialmente como alcanzar el éxito en nuestras vidas. Esto como base fundamental tiene por supuesto el ser también buenas personas. Todo está guiado a que nos comportemos y sigamos las directrices socialmente adoptadas por creencias y percepciones de lo que se considera que es ser buena persona. Todo el mundo por supuesto prefiere estar al lado de buenas personas, porque nos hace sentirnos más seguros, más tranquilos, más cómodos, y en consecuencia también más felices. Por tanto ese bienestar que nosotros recibimos al estar en compañía de buenas personas, queremos nosotros también poder causar el mismo efecto en otras personas, porque además creemos que incluye el ser más queridas y apreciadas y nos esforzamos en seguir todas las pautas necesarias sobre lo que moral, ética, social , espiritual e incluso religiosamente en algunos casos creemos que es ser buenas personas.

Para aquellas que no se conforman sólo con eso de ser buena s personas, y que empiezan a plantearse su vida, lo que les gusta, lo que no, lo que les gustaría mejorar, lo que les gustaría alcanzar, el éxito que les gustaría lograr, incluso cómo podrían ayudar al mundo o a otras personas  e incluso mejorarlo… comienzan a trabajar la persona, todas sus emociones, miedos, conflictos, bloqueos… en mayor o menor medida según la “consciencia de la persona”, para lograr ser esa mejor versión mejorada de sí mismas y así alcanzar el éxito, supuestamente la felicidad y por tanto el grado más alto que se puede alcanzar en esta vida, que es ser lo mejor de lo mejor que ya éramos. Invertimos dinero y a veces mucho tiempo en todo esto y nos enfocamos en aquello que queremos conseguir porque además hemos aprendido que así atraeremos a nuestras vidas todo aquello bueno que nos merecemos y que como lo creemos con fuerza y ponemos toda nuestra intención en ello, lo atraeremos. Más y más para y por la persona y desde la persona…

Todo ello está bien, y puede ser el comienzo de ir realmente hacia el camino de la Verdad, ser un verdadero buscador pero… ¿realmente se da el siguiente paso o nos quedamos en toda la teoría de la mejor versión de nosotros mismos? Es decir, ¿damos el paso para saltar de la persona al Ser? ¿ nos quedamos sólo en la consciencia de la `persona, que no deja de ser la identificación con la persona por muy elevada que sea esa consciencia o emprendemos el camino hacia el reconocimiento de la Consciencia en mayúsculas?
Generalmente las personas se quedan en eso, en mejorarse como personas, intentan llegar a la felicidad a través de la persona, mejorando algo que ya de por sí está desvirtuado y habrá que estar mejorándola, sanándola y trabajando con ella toda la vida, pues se basa en la ilusión de la mente y en todas sus proyecciones, y si basamos nuestra vida en la identificación con esa persona, podremos llegar a ser unas excelentes personas y que como decía para comenzar está bien, pero es un punto y versión muy básica de lo que realmente somos. Somos mucho más que esa figura exitosa en la que nos podemos convertir trabajando los aspectos de la persona, lograremos ser una buena versión de algo que no es real. ¿por qué no invertir entonces nuestro tiempo y energía en lo más auspicioso y lo verdadero que podemos alcanzar en la vida que es el reconocimiento del Ser que Somos?
Esto sólo puede realizarse a través de la autoindagación y este camino es sólo para los valientes y los verdaderos amantes y buscadores de la Verdad, aquellos que ardientemente sienten en su corazón que hay algo más que este mundo ilusorio que no les llena completamente y que les llevará realmente a la felicidad, que no conseguirán trabajando y mejorando la persona, sino que reconocerán la perfección que ya son y que no necesita más que ser experimentada y reconocida, que no necesita ser trabajada, ni perfeccionada, ni mejorada… pero como digo para eso hay que ser valiente. No te valdrá con pagar cursos de crecimiento personal, porque aquí no se trata nada de la persona ni repetir frases y afirmaciones positivas ni de autoayuda, se trata de ir hacia dentro y buscar lo que ya está ahí y que ha estado siempre.

Continuamente cada día somos bombardeados por las redes sociales con frases bonitas, lecturas, consejos… y sinceramente me resulta difícil ver algo que resuene realmente conmigo, porque todo va dirigido a alimentar más a la persona y al desarrollo personal y de crecimiento personal, todo ello a fomentar ser  mejores desde el punto de vista de la persona, pero muy rara vez van dirigidas a señalar lo que está fuera de la persona, lo que realmente merece la pena en esta vida y te llevan al reconocimiento de aquello que incluso está más allá de la Libertad pues nunca ha estado prisionera, que es lo que Somos.  En pleno siglo XXI las personas aún son ignorantes de quiénes son, siguen buscando la felicidad efímera y nos preocupamos de buscar vida fuera de nuestro planeta cuando no sabemos quiénes somos nosotros mismos…

¿Quién se atreve a dar el paso de ir más allá de la mejor versión de sí mismos? ¿quién se hartó de la persona lo suficiente como para poder realmente despertar y sentir el fuego del deseo de la verdad en su corazón y a través de la autoindagación poder emerger como Ser?
Te llevará al mayor y auspicioso propósito que hay en esta vida que es saber quién Eres. Tienes la oportunidad de poder experimentar y reconocer la Verdad, tuya es la elección si realmente has sido bendecido por la Gracia de iniciar el camino de este reconocimiento o dejar pasar esta oportunidad y seguir trabajando lo efímero e irreal de la persona, que nunca terminará y perder tu tiempo y esperar a tener otra oportunidad en otra vida. El ser buena o mala persona no es más que parte del juego, cuando sales del juego te das cuenta que no son más que dos caras de la ilusión necesarias para seguir perpetuándolo y que todos jugamos en algún momento a ser ambas caras. Nada de esto importa cuando descubres al Ser, las historias personales se vuelven en muchas ocasiones innecesarias y pesadas cuando están tan ancladas en la mente en la mayoría de las ocasiones. Hablamos mucho de que deseamos un cambio en el mundo y que este despierte, pero para que esto sea posible lo mejor que podemos hacer es llegar al reconocimiento y experimentación del Ser en el camino de la Autorrealización, este es el mayor legado que podemos dejar amorosamente al mundo. Si no reconoces la Verdad en ti, si no sales de la persona, nada habrá realmente valido.

Cada vez que una persona despierta y llega al reconocimiento del Ser Verdadero, se desvanece una parte de la ilusión de este mundo y entra un poderoso rayo de luz. Poc@s son l@s verdader@s buscadores y que han llegado al reconocimiento experimental del Ser… ¿eres tú  o quieres ser un@ de ell@s?

Angélica Galeano

martes, 17 de octubre de 2017

LA AYUDA DE UN MAESTRO ESPIRITUAL MIENTRAS ATRAVIESAS LA MENTE




En el camino de la Realización Absoluta del Ser, que es el camino de la verdadera espiritualidad, nos encontramos frecuentemente con las trampas y resistencias de la mente que intentan que desistamos de este camino hacia la Libertad Absoluta. Con frecuencia, cuanto más comprometidos estamos con la búsqueda de la verdad, con más fuerza en ocasiones vendrán pensamientos y energías a nosotros que intenten apartarnos de esta búsqueda. Son momentos duros, difíciles en los que se necesita mucho Amor y fuerza para seguir adelante, una fuerza que proviene realmente de nuestro interior, del Ser que somos y que estamos descubriendo y que es mucho más poderoso que todas esas fuerzas que no quieren nuestra realización en el Ser, que no quieren que lleguemos a la Libertad  y así toda clase de pensamientos de miedo, de temor, de viejas creencias y condicionamientos pueden llegar para mantenernos en la persona y no salir de la identificación con ella. Cuanto más fuerte sean estos pensamientos y energías más querrá decir que estamos en el camino de la Verdad, pues la mente se verá amenazada y hará lo posible para sobrevivir a la integración inexorable de la mente en la Luz del Ser, pero mientras esto ocurre, serán como decía momentos difíciles en los que necesitamos mucha fuerza, Amor y confianza y es aquí donde un verdadero maestro espiritual puede sernos de gran ayuda para seguir adelante.

Siempre debemos guiarnos por nuestro corazón, por aquello que sintamos y resuene con nosotros, por ello en primer lugar quiero decir que cada ser en su búsqueda deberá apoyarse en lo que sienta más indicado .

Siempre he dicho que el mayor maestro de cada ser es él mismo, pues yendo a su propia esencia, reconociendo aquello que Es, tiene toda la iluminación, amor y sabiduría necesaria que no necesita buscar fuera. Son tiempos de ir hacia nuestro interior en busca de la Verdad, no dedicarnos a buscarla fuera o en otros esperando a que ellos nos den las respuestas como solución mágica sin hacer nosotros nada por buscar la Verdad, pues de este modo aunque nos estén indicando la Verdad, se quedará meramente en conocimiento intelectual pero no la reconoceremos e integraremos en nosotros. lo cual se convierte en una pérdida de tiempo, pues no alcanzaremos así la Verdad. Y eso en el mejor de los casos, pues puede que confiemos y nos dejemos llevar por las creencias y proyecciones de otras personas que no estén en la Verdad y además de cederles nuestro poder siguiendo lo que puedan decir sin sentir ni interiorizar si resuena o no con nosotros, no nos podrán mostrar nunca la Libertad ya que no están tampoco en ella. Por ello como decía, el alcanzar esta liberación requiere un compromiso por parte del buscador de la Verdad. En esa búsqueda si es verdadera, te encontrarás con el apoyo necesario para seguir adelante.

Unos pueden que lo encuentren a través de sincronicidades;  pueden pedir ayuda a la Fuente, al Universo, a alguna divinidad o a lo que cada uno considere según así lo sienta, para recibir información de cómo seguir en la búsqueda y esta puede venir por ejemplo en forma de una cita de un libro, algo que escucha y es lo que necesitaba en ese momento, alguien que le sugiere algo… y hay otros seres que con ellos puede resonar el encontrar a alguien que ya haya alcanzado la Libertad Absoluta, que esté en total Presencia y sea el Ser mismo y que pueda darle unas indicaciones que le ayuden en esos momentos duros en los que la mente ataca para que abandonemos nuestro propósito del reconocimiento y realización del Ser. Si resuena esto con nosotros, probablemente llegaremos ante un Maestro Espiritual Verdadero, como digo que esté en Presencia Absoluta y fuera de la persona, que nos ayude a centrarnos en lo que verdaderamente somos, que lo vivamos de forma experiencial de tal manera, que de ese modo nos ayude a no volver a identificarnos con la idea de que somos  la persona, el cuerpo, la mente y todas sus proyecciones.
Realmente cualquier forma de la que recibamos ayuda verdadera es un regalo.

El estar ante la Presencia de un Verdadero Maestro Espiritual y recibir sus indicaciones, es una forma más directa, pues estás contemplando ya la Verdad y el Ser realizado en quien te indica y lleva a ver eso mismo en Ti: el poder contar con un maestro que te lleve directamente a la Verdad es de las mayores bendiciones que el Supremo te puede regalar, pero como digo, depende de lo que elija y o necesite cada ser `para su propia búsqueda,; todo lo que le ayude y resuene en el interior estará bien.

Por ello, si es lo apropiado para ti, a veces es necesaria la ayuda de un Maestro Espiritual mientras atraviesas la mente. El Maestro o Maestra Verdaderos, no son maestros de nada y Él o Ella no eligen a quien mostrar sus indicaciones, son otros Seres quienes los eligen a Él o a Ella, acercándose a su Presencia.

Namasté
Angélica Galeano

viernes, 8 de septiembre de 2017

¿ CUÁL ES TU MAYOR PROPÓSITO Y MISIÓN EN ESTA TIERRA ?





Durante muchos años, al igual que sé que le ha pasado a muchas otras personas, la mayoría las que nos adentramos en el camino de la espiritualidad, me he estado preguntando cuál era el mayor propósito de mi existencia, para qué estaba yo aquí en un mundo que ya desde la infancia no lograba comprender muy bien, pues lo que veía y sentía a mi alrededor no resonaba en modo alguno con lo que latía profundamente en mi corazón. 


Esa inquietud me llevaba a una búsqueda incesante que pudiera dar respuesta a estas preguntas, y siguiendo los patrones de conducta aprendidos, siempre buscaba las respuestas fuera, las busqué en libros, seminarios, y en otras personas que supuestamente sabían más que yo sobre “temas espirituales” (estamos también muy condicionados sobre lo que es la verdadera espiritualidad).


Sentía desesperadamente que tendría que ver con hacer algún tipo de trabajo o actividad concreta a lo que la mayoría hace referencia como “actividad espiritual”, cuando realmente he descubierto que más lejos de la realidad esto no es cierto y que todos los seres estamos llamados a una misma Verdad, a un mismo y divino propósito independientemente de cuál sea la sociedad en la que nacemos, si somos ateos o creyentes de alguna doctrina religiosa, si somos hombres o mujeres, si pertenecemos o no a algún partido político o cualquier otra cuestión que parece identificar y clasificar y dividir a las personas.

Durante mucho tiempo esto me hizo sufrir y realmente me hacía sentirme atada a tener que realizar algo con esfuerzo porque era “mi deber”, mi obligación, a tener que hacer lo que supuestamente había venido a hacer, lo cuál me alejaba de la libertad, la alegría y el Amor que realmente es la Verdad.


Así que desde este espacio, quiero compartir lo que yo desde mi propia experiencia y recorrido de la búsqueda real de la Verdad siento que es el verdadero propósito de cada ser maravilloso, por si pueda resonar y ayudar de algún modo a aquellas personas que se hacen hoy estas mismas preguntas o buscan cuál es el propósito del ser humano en esta tierra.


El verdadero propósito y misión de todo ser humano aquí en la tierra, es despertar al reconocimiento del SER que ya es.


Esta es la mayor Verdad, la única y todo lo demás son proyecciones de la mente. Es ser consciente de que tu verdadero nombre es YO SOY, que eres un ser divino, que perteneces a la Fuente, de la cuál nunca te separaste, sólo has estado jugando al juego del escondite durante muchos años y para eso tuviste que escoger un traje, un disfraz para pasar desapercibido entre la gente y adaptarte a las reglas del juego de la sociedad, de la familia, de la religión, de la cultura… pero no eres ese disfraz, no eres un nombre, no eres lo que haces…. Eres lo que ERES, YO SOY.


Esta es la verdadera finalidad de estar aquí en la tierra, regresar desde la oscuridad del olvido de quienes somos a la Consciencia, al hogar, a la Fuente mediante nuestro despertar a lo que SOMOS y que siempre seremos, pues no hay nada, nada sea lo que sea que hayas podido hacer que te “castigue” a no poder despertar a esta Verdad, pues nada puede impedir que dejes de ser lo que ERES, que te separes de la Fuente, de Dios mismo ( y no me refiero a ningún dios de ninguna religión en concreto ), sino a la Fuente de todo lo que ES y de la que formamos parte. Nunca es demasiado tarde para despertar a este reconocimiento, pues Eres lo que Eres, simplemente puedes estar dormido a esta Verdad. El aroma de esta Verdad es una enorme sensación de Libertad, pues te das cuenta que no tienes que hacer malabares, ni ejercicios costosísimos, ni grandes tribulaciones ni sacrificios enormes para Ser lo que ya Eres, que simplemente por el hecho de ser parte de la Divinidad, ya tienes derecho a poder despertar y ser Libre, libre de las creaciones y proyecciones de la mente y que se tomaron como realidad por la sociedad y por el inconsciente colectivo y que fuimos adoptando como propias.


Durante años hice cursos, seminarios, muchas y diferentes meditaciones,  trabajé a la persona con diferentes técnicas a nivel emocional, familiar, que me llevaban a una lucha y después aceptación continua de emociones, bloqueos y aspectos de la persona, sin darme cuenta de que esto nunca tiene fin, porque trataba de llegar a la Verdad “sanando y limpiando a la persona”, y la persona no termina de limpiarse nunca. Este es un camino arduo, costoso y difícil que seguí por varios años, sin darme cuenta que todo lo que limpiaba de la persona provenía de la mente, entonces cuando realmente descubrí lo que Soy, lo que Somos, me dí cuenta de que no había que seguir sanando a la persona y centrarme en toda la locura que creaba la mente, sino que yendo al final, al Ser, a lo que Soy e ir interiorizando cada vez más esta Verdad, todo lo demás iba cayendo por su propio peso, porque sabes que proviene de la mente y no es real. No quiere decir que esto no requiera también un esfuerzo al principio, pues el hábito de la mente es muy fuerte y viene una y otra vez para que abandones y vuelvas de nuevo a caer en la mentira del disfraz ( ya hablaré de ello en otro momento), pero merece la pena porque reconoces como decía anteriormente el aroma de la Libertad, la Alegría, una Paz y Tranquilidad cada vez mayor…


Este es además el Verdadero Despertar y la Verdadera Espiritualidad. Este es el propósito de cada ser humano en la tierra y como decía todo lo demás son creencias, proyecciones y especulaciones de la mente. No tiene nada que ver con que haya que realizar algún tipo de trabajo o actividad espiritual, con hacer meditaciones, leer libros de autoayuda… todo eso es secundario y habrá actividades en el mundo fenoménico que te puedan gustar más o menos o ayudar en determinados momentos, pero la Verdad es la que ES. Después si sientes el realizar algún tipo de actividad orientada a ayudar a otros sea cual sea perfecto, o cualquier otra cosa que sientas realizar para sostenerte en el mundo también económicamente, pero de nada sirve si primero no has llegado al descubrimiento del SER que Eres y tu vida no es una muestra en tu día a día del SER, hagas lo que hagas, te dediques a lo que te dediques o simplemente estés en un tiempo de descanso y reflexión. Tu vida además se encaminará a una integración cada vez mayor de la Verdad. Todo lo demás que hagas y no sea esto, te puede llevar a ser una muy buena persona, a tener una consciencia enorme pero desde la persona o en el peor de los casos a adoptar la figura de un personaje espiritual pero que no es en absoluto a pesar de las creencias que hemos adoptado, la verdadera espiritualidad. Todo lo demás se queda sólo en mente, en persona, en proyecciones.


Te deseo un buen camino en tu búsqueda, y si eres un real buscador de la VERDAD, si ha llegado tu tiempo de despertar, la divinidad abrirá la forma necesaria para ti para que llegues a ella, porque recuerda que realmente no hay camino que recorrer, sólo una Verdad que reconocer. Mucho Amor y Luz para ti en tu búsqueda


Namasté.


Quiero además bendecir desde aquí y agradecer con todo mi corazón a mi querido Maestro Espiritual Mooji, que es el SER que me ha guiado y llevado al reconocimiento de YO SOY. El estar además ante su Presencia ha sido una de las experiencias más amorosas de esta existencia. 

Angélica Galeano





viernes, 1 de septiembre de 2017

LA VERDAD DEBE SER RECONOCIDA DESDE EL CORAZÓN, NO SÓLO DESDE EL INTELECTO




Es fácil para todos reconocer una verdad teórica, intelectualmente; mientras sea sólo teoría, no nos compromete mucho. Pero debemos entonces aceptar esta verdad en nuestro corazón y actuar sobre ella para concretarla. Y eso es lo que es tan difícil! 
Tomemos un ejemplo muy simple. Teóricamente, es muy fácil reconocer, la verdad de que todos los seres humanos son hermanos y hermanas. Pero es mucho más difícil tener sentimientos fraternales por todos ellos. En cuanto a comportarse fraternalmente, con quienquiera que estés y cualesquiera que sean las circunstancias, eso es lo más difícil del mundo y, debes admitir, que es lo menos logrado.

Cuando explicamos a la gente lo que es justo y amable, la mayoría dirá: "entiendo, entiendo ...", pero luego se comportarán en contra de todas las Leyes de justicia y bondad, porque no son conscientes de que el corazón también debe tener su opinión y que la voluntad debe movilizarse para ponerla en acción. Y sin embargo, todas las ideas que no se llevan a buen término son virtualmente inútiles. Cuando apreciamos y sentimos un pensamiento como correcto, debemos ser capaces de amarlo lo suficiente como para querer actuar en consecuencia.

Omraam Mikhael Aivanhov

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...