EXPANDIENDO LA CONSCIENCIA


EXPANDIENDO LA CONSCIENCIA


TU MENTE NO TE LLEVARÁ JAMÁS A LA VERDAD DE QUIEN ERES, DEJA QUE LA LUZ DE TU CORAZÓN TE MUESTRE AL SER Y REGRESA AL HOGAR, SERÁS LIBRE


viernes, 17 de marzo de 2017

¿PUEDE ALGO INTERPONERSE EN TU CAMINO, EN LA VERDAD O NO ES SIMPLEMENTE IMAGINADO?




La verdadera espiritualidad, es descubrir lo que ya Es, lo que ya Eres, lo atemporal, donde el concepto del “yo” puede ser observado. Para ello se requiere introspección, ir hacia dentro para redescubrir quien Eres.

¿Quién está ahí? ¿Quién observa? ¿Es una entidad? ¿tiene alguna forma, intención, puede ser alcanzado eso? ¿Hay espacio, quizás vacío? ¿Hay un “tú” ahí?
Puedes sentir si en ti hay un cierto interés en descubrir la Verdad y para ello tienes que indagar, ir hacia dentro, porque estamos acostumbrados a percibir mucho lo de fuera, a intentar identificarnos con todo lo externo; así nos identificamos con lo que los demás piensan de nosotros, con nuestro trabajo, nos identificamos con un equipo de fútbol o con un grupo de amigos, quizás con el grupo del gimnasio o con el que nos vamos a jugar al pádel, o nos identificamos totalmente como hija, madre, padre, hijo, hermano, hermana…nos podemos identificar con absolutamente todo lo que pertenece al mundo fuera de nosotros y que tiene entretenida nuestra mente, pero todo ello ¿eres Tú? ¿Eres?¿Qué es el “tú” o el “yo”? Sólo yendo hacia dentro puedes descubrirlo, si sientes que hay algo más que no sólo el mundo exterior que pertenece al “yo” como identidad.

Si estás leyendo esto, seguro que ya has sentido que hay algo más que todo eso, que Tú no eres el “yo” que vive creyendo que el mundo exterior es lo único que hay, que es lo real. Te hago una pregunta, ¿te sientes lleno con todo lo externo o vacío? Y no me refiero a un vacío lleno de plenitud, paz, que son fragancias del ser, sino la sensación de que algo falta, de que algo huele mal en todo esto que nos han vendido de qué tener y/o hacer para ser felices; es un agujero que nunca se llena porque ni el agujero realmente existe para poder ser llenado. Sin embargo existe un Yo, un Tú que Es, que no tiene agenda, que no tiene necesidad de llenar nada porque ya Es y uno de sus aromas es la plenitud. ¿Qué es importante para el Ser, qué necesita, está vacío o lleno? Como digo sólo yendo de camino a casa, hacia tu verdadera naturaleza, hacia el silencio de tí mismo de verdad, del Ser, puedes entender el por qué de estas preguntas y sus respuestas si es que al Ser estas últimas le importaran. A lo mejor el camino te lleva a descubrir que no sabes nada y que tampoco eres nada y esto puede provocar miedo en un principio, porque si no soy nada, ¿qué soy o quién soy entonces? ¿cómo vivo ahora el día a día sabiendo eso? ¿para qué me he esforzado todos estos años ganando una reputación o un status social? ¿cómo me relaciono con los demás ahora? Surge además la necesidad de tener que defenderse de algo. Sólo profundizando más en ti y descubriendo más al Ser que Eres, sentirás que ese vacío que sentías se convierte en Paz, en una mayor Presencia y no tandrás necesidad de la personalidad; eso no quiere decir que no puedas seguir tu vida, tu día a día con tu trabajo, tus relaciones familiares, sociales, laborales…, tus asuntos, tus amigos, disfrutar de lo que te gusta y de la vida sólo que sabrás quién Eres realmente y la identidad se consumirá sola a la luz de la Verdad, ya no te identificarás con lo de fuera, no necesitarás salvar nada y esa es la clave, la no necesidad de las creencias de que hay que ser o tener para ser feliz o de salvar expectativas, porque la verdadera felicidad ya la tienes, sólo que aún puede que  no la hayas descubierto, pero es un aroma del Ser y nunca dejaste de serlo.

¿Qué te mantiene esperando para dar el paso para Ser? ¿ A caso tienes miedo a perder algo? ¿ Al fracaso, a defraudar, a cambiar?¿ Qué temes? ¿Qué te mantiene parado sin querer dar el paso hacia ti mismo, hacia la Verdad, hacia lo único que no es realmente una locura? Quizás tu mente te diga bueno si “eso” está siempre contigo, puede esperar y esta idea que te atrae es la trampa del posponer de la que no podrás salir si sigues poniendo tu atención en eso, pues si te crees eso que tu mente te dice, si caes en el hábito de la mente, ese posponer será realmente tu cárcel y no la liberación, pero a la mente le asusta todo lo que no esté bajo su control, no quiere perder su poder y el Ser no está subyugado a nada ni a nadie y sabe que si lo descubres su hegemonía estará perdida. Por eso el momento es AHORA.

Como dice el querido gran maestro espiritual Mooji:

“Si la libertad está en una mano, ¿qué hay en la otra mano? Si estás realmente vacío permanece como estás. Si no lo estás, contempla esto. ¿Puede algo interponerse en tu camino, en la Verdad, o no es simplemente imaginado? “

Angélica Galeano 

miércoles, 15 de marzo de 2017

CÓMO BALANCEAR NUESTRAS ENERGÍAS Y BENEFICIARNOS EN EL PRÓXIMO EQUINOCCIO





Ya es sabido que nuestros ancestros, en las diferentes culturas conocían y valoraban  todos los acontecimientos vinculados con los ciclos naturales tanto de la Tierra, los denominados telúricos, hoy son medibles mediante las resonancia Shumann, llamada el “Latido de la tierra”, que ha cambiado drásticamente en estos años recientes.

También reconocían en estos ciclos naturales, los acontecimientos cósmicos, como ser los Equinoccios y los Solsticios, momentos donde el Sol establece puntos de sincronización con nuestro planeta… no es casual que las diferentes culturas que guardaron este conocimiento ancestral realizaban ceremonias específicas así mantener al Ser en un estado de Resonancia Armónica, algo así como un estado de conexión con el Todo. 

Para el hombre “moderno” que ha olvidado la importancia de estos “ciclos naturales”, fue con-vencido de que se tratan de creencias obsoletas, fuera de moda.. hoy se conecta con otras cosas, que lo retroalimentan negativamente.
En este breve artículo quiero compartir con ustedes, la importancia que tienen los equinoccios , (de otoño en el hemisferio sur y de primavera en el hemisferio norte) es el momento donde el día y la noche están en “equilibrio”, es decir en igual duración. Este es el momento de mayor efectividad de esta meditación que describo más abajo, que también podrá ser realizada en otras fechas, cuando necesitemos balancear nuestras energías.

Es un buen momento para “Balancear Energías”, las que están ingresando al planeta en gran intensidad y las energías de la Tierra, que se está ajustando, sincronizando con el nuevo contexto… y si no realizamos un upgrade consciente nuestro sistema operativo,puede funcionar “más lento”.. utilizando una analogía con la informática..
Esta meditación que les presento se denomina “Holón de Balance”, la transmito en los talleres de Geometría Sagrada con el objetivo de balancear “el adentro con el afuera”. Ya comenté la importancia de los ciclos naturales, que afectan nuestro equilibrio electromagnético, es decir nuestras energías eléctricas y magnéticas que deben ser equilibradas así lograr está afinación a la que se denomina Resonancia Armónica.

 
Esta meditación (no lo quiero reducir a una técnica) se la puede realizar en cualquier momento, será más efectiva e intensa los 21 de marzo y/o el 21 de septiembre,  por las razones que expliqué más arriba, se puede realizar en otras fechas también.

El objetivo es recibir estas 2 energías en nuestro corazón (no en el Chakra del corazón), sentir como ingresa el Plasma Solar desde nuestra coronilla a la vez que sentimos como sube la energía de la tierra por nuestro Chakra base, hacia nuestro Corazón. Ambas energías se “encuentran ” en el Corazón iniciando una dinámica Toroidal muy delicada. Es importante que se realice en un momento de meditación, insisito, no es una técnica ya que estás entrando en tu Espacio Sagrado.

¿POR QUÉ EN EL CORAZÓN?

El corazón está a “mitad de camino” de nuestros 7 centros energéticos, de los 3 inferiores que nos conectan con las energías telúricas y con los 3 superiores que nos conectan con las energías cósmicas. Por otro lado, el nivel de neuronas es muy alto, pudiendo soportar como “infraestructura” física de esta dinámica, esto fue conocido desde los Esenios, Inkas, Mayas.. hasta los Sufíes que atribuían a la ¨crista terminalis¨ en el corazón como punto de encuentro con la Conciencia Universal.

 
LOS PASOS DE LA MEDITACIÓN SON LOS SIGUIENTES:

Una vez que estés relajado en una posición cómoda y hayas sentido la integración de estas energías en tu corazón, también puedes visualizar el ingreso de estas energías con colores, como ser azul brillante entrando por tu cabeza y color rojizo entrando por tu centro basal, lo importante es lograr que este proceso se integre así dinamizarla con una forma de Geometría Sagrada que se denomina Octaedro, que te permite a la vez equilibrar tu energía eléctrica y magnética. Para ello deberás seguir el esquema como se muestra en el siguiente vídeo:



El octaedro se forma en tu centro y debes sentir como aumenta su tamaño hasta que te encuentres totalmente dentro de él, debes sentirlo girar de izquierda a derecha a medida que se hace cada vez más grande. Podrás permanecer dentro de esta forma de Geometría Sagrada unos 20 minutos aproximadamente, logrando de esta manera equilibrar las energías externas con las internas.

 Deseo te sea muy útil este artículo en tu evolución consciente


Autor: Christian Franchini
Fuentes:http://hermandadblanca.org/balanceando-nuestras-energias-en-este-equinoccio/ https://soyespiritual.com/energia/balanceando-energias-equinoccio.html





sábado, 25 de febrero de 2017

EL MIEDO A PERDER LA IDENTIDAD: LA GRAN LUCHA



Si te pregunto cómo estás, ¿qué dirías? Es una pregunta sencilla, ¿verdad? Y seguramente me responderías bien, o regular o bueno no muy bien porque fíjate lo que me ha pasado, o mira hoy resulta que me duele la espalda, o mira no muy bien porque fíjate lo que le ha pasado a mi pareja o a mis hijos, hoy no salieron mis amigos y no pude ir de cañas o estamos a finales de mes y no puedo ir de compras y me gustaría tener un jersey nuevo…todos responden o respondemos así, ¿verdad?; es más muchos incluso sintiéndose mal te dirán siempre que están bien aunque sea igualmente un engaño porque en el fondo no son felices y sienten que algo les falta… y es que basamos nuestra identidad en relación con nuestro cuerpo, con el envoltorio físico en el que nuestro Ser se manifiesta y es tal la identidad que sufrimos con él que no somos capaces de ver muchas veces más allá de las simples interferencias del mundo que nos rodea en nuestro cuerpo. 
Estamos totalmente identificados con nuestro cuerpo y con nuestra mente y el lenguaje que empleamos para relacionarnos y hablar de nosotros también está basada en esa identidad con nuestro cuerpo y nuestra mente. Te imaginas que te preguntaran qué tal estás y dijeras no entiendo la pregunta, ¿cómo quieres que te responda a eso, cómo voy a saberlo? Eso sería responder desde la Presencia, desde el Ser donde todo Es, donde no se puede hablar de estar ni bien ni mal sino que simplemente y absolutamente Es y no entiende de que hoy a tu cuerpo físico le duela la cabeza o que no te veas frente al espejo ese día bien o si estás cansado o has tenido mucho trabajo en la oficina… pero resultaría raro hablar así ¿verdad? Es más, no sólo no estamos acostumbrados a relacionarnos desde el Ser sino que es difícil encontrar las palabras adecuadas desde el lenguaje dual para expresarnos o hablar desde el Ser, es más, ni siquiera podemos ni sabemos relacionarnos de esa manera y yo no estoy diciendo que de repente todos empecemos a hablar de manera “marciana” y extraña o que finjamos estar de una manera diferente a la que estamos, pues esto es también muy frecuente dentro del mundo espiritual, que parece que hay que decir que todo nos parece bien, que nunca nos enfadamos o nos sienta nada mal o que todo está bien porque es lo “espiritualmente correcto”; (esto es otro personaje más de nuestra mente, es el personaje espiritual), pero centrándome en lo que quiero expresar, me refiero a que sí podemos por lo menos ser conscientes de esto, de que al hablar y relacionarnos  con los demás , lo hacemos desde la identificación con nuestro cuerpo y nuestra mente, no desde la Verdad que somos, pero como digo sí podemos ser Conscientes de esto y seguir en el mundo pero sin ser partícipes de la creencia de soy este cuerpo, soy esta mente. Por eso triunfan tanto programas de televisión que se basan en el drama, porque estamos acostumbrados a creernos el nuestro propio a identificarnos total y absolutamente con él, a hablar constantemente de él, a relacionarnos con el drama de los demás y eso nos sitúa en una zona de confort dramática que se alimente con más drama y es lo que nos atrae.

No somos nuestra mente, no somos nuestro cuerpo. El cuerpo es el vehículo maravilloso y divino para que se exprese y manifieste en el mundo exterior quienes en verdad somos que es grandioso y esa es si queremos expresarlo con palabras nuestra verdadera esencia. Lo que ocurre es que mientras experimentamos y saboreamos el mundo exterior con nuestro cuerpo, acabamos identificándonos con él y con el tiempo, ya que el cuerpo es perecedero y permanece por un tiempo limitado y acabamos creyendo que nosotros somos también perecederos, lineales y limitados en el tiempo.
Pero si no somos este cuerpo,, ni esta mente ni sus programas, ni sus pensamientos, ni los conocimientos, ni los estudios, ni nuestros éxitos o incluso fracasos, ni nuestro gran o bajo status social, ni nuestra fe o creencias, ni el grupo social o familiar o de amistad que tenemos….. entonces ¿no somos nadie?

Esto es lo que nuestra mente nos cuenta, porque realmente tenemos miedo de no ser nadie, estamos programados en esta creencia para permanecer en el juego del alejamiento del Ser. Nuestra mente nos dirá ¿pero qué dices? ¿esa va a ser la Verdad, que no eres nadie, que no eres nada? No digas tonterías mira todo lo que yo te ofrezco… vas a acabar solo o sola. ¿Ahora vas a saber tú más que yo y que los demás? y yo te pregunto ¿quién es ese tú al que se refiere la mente y que ve como enemiga? ¿quién eres de verdad? ¿quién está detrás de esa mente, de esos pensamientos? la Mente nos dirá que sin ella perdemos todo y surge una aparente lucha entre la mente y la Verdad o podríamos decir también el Amor. Esta es la aparente lucha entre el bien y el mal de la que muchas veces hablamos, la batalla realmente está entre seguir creyendo que somos el cuerpo y la mente o transcenderla y descubrir quiénes somos de verdad. En la Verdad no hay lucha, todo es armonía, es silencio, es tranquilidad, es Paz… lo que no sea la Verdad proviene de la mente y entonces es cuando surge la lucha, el dolor, la resistencia, el miedo, la angustia, la intranquilidad…




Toda persona que inicia el camino espiritual tendrá esta lucha entre la mente y el Amor, pero recuerda que el Amor no lucha, el Amor es Luz y es el que nos hace crecer espiritualmente así que cuando sientas lucha, reconoce que esta sólo proviene realmente de la mente que es la que teme, es la que ve su reinado amenazado, es la que te provocará miedo. Es instintivo sentir miedo cuando vemos amenazada nuestra identidad, esa que forjamos con los años y con la que de un modo u otro fuimos sobreviviendo en la vida más o menos exitosamente. Pero nos aferramos a lo que creemos que somos y tenemos y la parte difícil está en soltar esa identidad. Sólo podemos despertar y evolucionar y ser conscientes de quienes somos cuando reconocemos que no somos ni la mente ni el cuerpo, pero cuando el reconocimiento viene desde un lugar profundo que siempre estuvo ahí, desde el Ser, no desde el simple intelecto, porque entonces podremos alcanzar una determinada consciencia pero esta será muy limitada, porque será la que podamos obtener desde la persona, desde la mente, aunque sea la mayor que desde este punto podamos alcanzar. Mientras tanto sólo dormimos.

Nuestro miedo a perder la identidad puede llevarnos al iniciar el camino a preguntarnos ¿entonces quién soy, dónde estoy, ahora qué hago? Pero todo esto puede ser observado desde un lugar profundo, desde el Ser, que nos llevará a seguir el camino de la autoindagación. Todas las personas llega un momento en su vida o en las siguientes vidas según su evolución espiritual, que llegan al punto de plantearse quiénes son realmente y sienten un impulso muy fuerte dentro de ellas de seguir el camino hacia la verdad. El Amor y el Ser que son, les ayudará a seguir el camino a pesar del miedo de la mente psicológica, porque ya no habrá marcha atrás y puede que por un tiempo tengas un pequeño vislumbramiento de lo que eres realmente y después vuelvas de nuevo a la mente, al cuerpo, que olvides permanecer en la observación de lo que tu mente te dice que eres, esto es normal, el hábito de la mente es muy fuerte, pero irás ganando mayor Presencia y el Ser te impulsará a seguir el camino de la Verdad a pesar de las dificultades y trabas de tu mente, sobre todo después de haber experimentado lo que Eres, porque la Luz, el Amor, la Verdad, es adictiva, realmente vas profundizando más hacia tu Ser y las viejas historias, el viejo drama, cada vez podrá ser observado con más claridad y de forma más continua e irás soltando esa falsa identidad.

Cuando descubras la Verdad, cuando realmente estés en Presencia recuerda la pregunta ¿cómo estás? y dime ¿qué responderás entonces?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...