EXPANDIENDO LA CONSCIENCIA


EXPANDIENDO LA CONSCIENCIA


TU MENTE NO TE LLEVARÁ JAMÁS A LA VERDAD DE QUIEN ERES, DEJA QUE LA LUZ DE TU CORAZÓN TE MUESTRE AL SER Y REGRESA AL HOGAR, SERÁS LIBRE


lunes, 28 de septiembre de 2015

EL MÉTODO DEL "BOLÍGRAFO VERDE"

En este artículo queremos contarte la experiencia de una mamá que decidió cambiar la técnica de educación en el que se resaltan sólamente los errores, y analizó en la práctica las consecuencias que esto podría llegar a tener en el punto de vista del niño en el futuro. Genial.guru cree que los argumentos que ella expone tienen relación con la verdad.

“Empezaré desde el principio. Mi hija casi nunca iba a la escuela de estimulación temprana, yo misma siempre fui quien se encargó de eso. Cuando estábamos entrenando su mano antes del ingreso a la escuela regular, nuestro cuaderno se veía algo así:




¿Ves la diferencia? Yo no resaltaba con bolígrafo rojo los errores, sino que destacaba con el verde las letras y bolitas que le habían salido bien. A ella eso le gustaba mucho y siempre, después de terminar un renglón me preguntaba: ¿Mami, cuál de todas me salió mejor?“ Y se alegraba aún más cuando yo rodeaba la letra más bonita con las palabras ”muy bien".

¿Cuál es la diferencia entre ambas técnicas? ¿Lo has entendido ya?
  1. En el primer caso nos concentramos en los errores.¿Qué se ha quedado grabado en la mente? Exacto, las letras que quedaron chuecas, es decir, lo que es incorrecto. ¿Alguna vez has visto letras o respuestas correctas rodeadas de tinta roja? ¡No! Aún así, queramos o no, nuestro subonsciente recuerda lo que ha sido resaltado. 
  2. En el segundo caso nos concentramos en lo que está bien hecho. Experimentamos emociones completamente diferentes y una actitud diferente. Lo queramos o no, nuestro subconsciente tenderá a repetir lo que hemos logrado hacer bien (y quedó resaltado). Se trata de una motivación interna completamente diferente: ya no intentamos evitar los errores, sino que nos esforzamos por hacer lo que está bien. Parece lo mismo, pero hay un cambio en la estructura del pensamiento.
La siguiente pregunta: ¿Cómo afectan los errores resaltados en la futura vida adulta?

La respuesta es evidente: desde pequeños nos acostumbramos a concentrarnos en los defectos, y en lo que no es correcto, en lo que nos parece mal. Nos han enseñado a pensar así desde la escuela con el bolígrafo rojo. Nos enseñaron a pensar así desde nuestros hogares en donde con mayor frecuencia nos hacían ver lo que estaba mal, que felicitarnos por lo que habíamos hecho bien.

De veinte bolitas que había en el renglón tachamos sólo uno, es decir, 19 estaban bien hechos, y 1 no lo estaba.

¿Por qué concentrarnos en él?

Esta costumbre (la de resaltar con boligrafo rojo lo que no es correcto y a la que estamos acostumbrados desde la tierna infancia) se queda ahí hasta la vida adulta, y es casi imposible de desterrar. Esa es una de las razones de nuestra sensación de insatisfacción en la vida. 

Crecerá eso, en lo que nos concentramos. El centro de atención tiende a tomar un lugar cada vez más importante en nuestras vidas. Desde su niñez, empezamos a tallar la vida de nuestros hijos con el mismo troquel con el que fue tallada la nuestra, y eso no siempre es positivo.

Si pones en práctica el principio del "bolígrafo verde" verás que incluso si no le muestras al niño sus errores, estos irán desapareciendo paulatinamente: él intentará hacerlo bien porque así le place.
Autor: Tatiana Ivanko
Traducción y adaptación: Genial.guru



http://www.expandiendo-consciencia.blogspot.com.es/ 

COSAS QUE TODO NIÑO DEBE ESCUCHAR




http://www.expandiendo-consciencia.blogspot.com.es/

sábado, 26 de septiembre de 2015

¿ EXISTEN LAS ECM NEGATIVAS ?




Qué relación existe entre las ECM y la muerte súbita? ¿Existen las ECM negativas? 

¿A dónde va el Alma? ¿Qué les ocurre a las personas que han acompañado a la No-muerte durante minutos, horas e incluso días? ¿Cómo transcurre la vida, una vez que se ha regresado de conversar con la no- muerte? ¿Igual que existe el famoso túnel blanco de luz, de energía positiva, existe el opuesto: el túnel negro de energía negativa? 

Así terminé mi artículo sobre ECM y Muerte súbita parte I y, así deseo comenzar este segundo post, no sin antes repasar lo descubierto y ya me conoces…ampliar un poco más. 

A lo largo de años de estudio sobre las ECM positivas; la llamada muerte súbita y las ECM negativas, descubrí un patrón común: Cuando un cuerpo se encuentra en estado muy grave, antes de partir, antes de marcharse de la mano de la muerte, la energía de él o ella se concentra en un punto: EL CEREBRO y éste, aumenta considerablemente en temperatura, sin que aún los doctores sepan muy bien el por qué. Es más, el único “experimento” (por ahora), que han practicado es la colocación de una cámara térmica cerca del cerebro del moribundo y lo único que la atenta mirada de doctores y científicos, ha llegado a observar es, que a menor energía del enfermo mayor concentración de energía en el cerebro. O dicho de una manera más sencilla: conforme el cuerpo del enfermo se apaga, la energía se va poco a poco concentrando en su cerebro, preparándose para acatar la orden de marchar, de morir.

Tal vez solo con este patrón de conducta que expongo, hayas llegado a la misma pregunta que yo: ¿Significa que el cerebro adquiere una temperatura mayor debido a esa acumulación de energía? ¿Tal vez esa energía es: EL ALMA? 

Veras, instantes antes de que el alma salga del cuerpo del enfermo o enferma—porque para mí, sí es el alma; la glándula pineal ordena apagar por completo nuestro cuerpo y a su vez la glándula pineal también emite una «Contraorden» al cuerpo—voy a llamarla así—. Permanecer en estado de «Stand-by», durante al menos 72 horas. 

Las mismas 72 horas que nuestros médicos antiguos aconsejaban no enterrar a nuestros difuntos y que todavía sigue practicándose en algunas partes del mundo. Las misma franja de 72 horas donde si buscas casos de «resurrecciones» ocurren en esa importante franja horaria. Un impás de tiempo—72 horas— que nuestro cuerpo, mejor dicho que en nuestro ADN viene codificado para que antes de que transcurra ese límite—si no ha llegado tu hora—la glándula pineal pueda ordenar a nuestro cuerpo, a nuestro sistema volver a reiniciarse, a activarse.

 

Entonces, el alma regresa al cuerpo de origen y simplemente revive. Un impás de tiempo 72 horas que nuestro cuerpo dispone para que las células vuelvan a regularizarse. Como si nuestro cuerpo diera un margen de tiempo al «técnico de turno» para que repare una averia—, si me permites la comparación. En la mayoría de casos la avería no tiene solución y el paciente simplemente fallece. Pero hay otros casos en los que el «técnico» consigue arreglar la avería y es lo que conocemos como Muerte súbita. 

¿En ese Tiempo del no tiempo…a dónde va el alma? ¿Qué les ocurre a esas personas durante los minutos, horas, días que no están entre nosotros los vivos?  

Veras, las sensaciones que describen practicamente todos las personas que han pasado por una ECM positiva,son las mismas o muy parecidas: sensación de paz y ausencia de dolor; tener una experiencia extracorporal—salir fuera del cuerpo—; sensación de viajar por un túnel de luz, de energía blanca; ver gente, conocidos ya fallecidos, que te acompañan en ese caminar por el túnel iluminado. A veces, otros «seres de luz» que nada tienen que ver con el enfermo, son los que acompañan en el caminar hacia esa luz; miles de personas, han sentido una ascensión hacia el «Cielo»; algunas personas han descrito «salidas» de nuestro Planeta Tierra, hasta encontrarse con un ser luminoso en otro Planeta, llegando a describirlo, con una asombrosa cantidad de detalles. la gran mayoría han realizado una revisión de su propia biografía, un recorrido por los momentos importantes de ésta… 

…Y todos coinciden en lo mismo; No querer volver a su vida conocida, y el vacío enorme que experimentan cuando sí o sí regresan a su vida porque todavía no ha llegado la hora. Ya, ya sé, que si eres escéptico dirás que son paparruchadas pero ¿de verdad crees que millones de personas a lo largo de la historia se han inventado los mismos síntomas, se han inventado las mismas historias? 

¿No puede ser que lo narrado por nuestros ancestros, generación tras generación; lo que tantas veces nos han explicado y legado en textos bíblicos y agnóstiscos; común en todas las religiones; el termino PARAISO, sea en realidad un PLANETA habitado por formas de energía? ¿No somos eso en definitiva…Energía? 



Yo creo que este mundo es energía y luz—mejor dicho—, todo es energía positiva negativa y neutra. Energía a fin de cuentas que tarda más o menos—depende del recorrido de la vida— siempre vuelve al inicio de su procedencia.

Si quieres que hablemos de una forma más científica te diré que volvemos al átomo primigenio del cual todo surgió. 

Pero dejo de ponerme filosófica, que daría para otro artículo más extenso, la reencarnación, la resurrección, etc, etc. para centrarme en otro aspecto de la energía que me interesa y poco estudiado: 

Las ECM Negativas ¿Si existe el famoso túnel blanco de luz, de energía, existe el opuesto el túnel negro de energía negativa? 



Debo admitir que no ha sido fácil encontrar testimonios de gente que hayan estado en esta espiral magnética negativa y agradezco mucho a aquellas personas que regresaron no de la no-muerte; sino de las mismísimas garras de las «calderas de Pedro Botero» que tan magistralmente designó nuestro literato del siglo de Oro Tirso de Molina.

¡Porque sí, querido amig@!, hay experiencias cercanas a la muerte que no son tan plácidas, ni placenteras, en las cuales no vienen seres amables a buscarte. 

Les ocurre a pocas personas, según dicen las estadísticas, aunque yo más bien pienso, contemplando cómo está la sociedad, que ocurre a más personas de las inscritas como mera estadística, aunque otra cosa es que sean valientes para declararlo.

No fue hasta 1985 cuando la investigadora británica Margot Grey expuso sin tapujos que más de un 12% de las experiencias cercanas a la muerte que muchos pacientes relataban eran negativas y, con un vinculo en común: el sentimiento de pánico, de miedo extremo, la angustia de encontrarse con su vida y la soledad más terrible y absoluta.

Personas VALIENTES, en mayúsculas, por lo menos para mí, por narrarlo ya que eso supone admitir que en algún momento de su vida se han dejado llevar no por la fuerza positiva del corazón sino todo lo contrario. Han dado cabida al miedo, ese miedo que paraliza tu existencia no haciéndote evolucionar como persona. 

Yo, con tu permiso voy a clasificar en dos grupos las experiencias cercanas a la muerte negativas, y te adelanto que ambos grupos comparten cosas en común. Aunque, deseo centrar tu atención, ahora, en un grupo que nadie—que yo sepa—, ha tenido la osadía de preguntar. 

Primer grupo: SUICIDAS 

Según las estadísticas a las que antes me he referido, las ECM negativas solo le ocurre a algunos «suicidas» y normalmente pasan por tres estadios que ahora narraré, pero permiteme que me quede con la palabra que utilizan los científicos «suicida» para observar lo lejos que estamos todavía de entender las ECM y comprender la dualidad que anida en cada ser humano y lo difícil que es encontrar el equilibrio entre la energía negativa y la positiva. Decía que hay tres estadios según algunos psicólogos, en el comportamiento de un paciente tras una ECM: 

    El cambio: Consideran esta experiencia, una ECM negativa, como un aviso a navegantes, una advertencia para cambiar y virar el timón de su vida.
   
    Reduccionismo: Negando la mayor, agarrándose con uñas a la frase de «ha sido una alucinación» 

    Culpa, y preguntas: ¿Qué hice yo para merecer una experiencia así? ¡una ECM negativa! 

Este grupo lucha internamente buscando una respuesta desde un punto de vista intelectual con resultados totalmente insatisfechos. Con esta última parte, sí estoy de acuerdo en el encasillamiento establecido, pero como bien he indicado al principio no con la palabra «suicida» ya que hay circunstancias en la vida de una persona que desbordan, consumen la energía, reemplazan el pensamiento positivo por el de «…no puedo, no tengo fuerza para afrontar el problema» y el cerebro se deja llevar por esa tendencia negativa que está ahí, dentro de cada cual….pero ese sería un buen tema para otro artículo ¿Qué lleva a una persona a sentir tendencias suicidas? 

Segundo grupo: Malvados; Vampiros psíquicos. 

En este grupo deseo hoy centrarme. En aquellas personas, vampiros psíquicos, que simplemente hacen de la maldad, su modo de vida y a esas personas me dirigí hace años cuando realicé mi investigación sobre las ECM negativas. 

Fui a entrevistar a esas personas que hacen de la mezquindad su modus operandí pues disfrutan, o mejor dicho, disfrutaban realizando el mal por el mal hasta que ese alguien que rige el destino de todos, sopló su aliento para ver si reaccionaba. 

Ya sé que voy contra corriente y, ahora está de moda explicar que el mal no existe, aunque vuelvo a repetir viendo el panorama que nos rodea creo que cuando redacté hace un tiempo el artículo LA MALDAD, no iba mal encaminada, por que el mal al igual que el bien, sí existe.

¡Existen personas que disfrutan viendo y realizando daño a los demás! pero, cuando son ellos los protagonistas de la historia; cuando son ellos los que a modo de advertencia son escogidos para visitar el averno y encima sugieren que tu hora no ha llegado…claramente en algunos casos;su vida cambia. 

A esas personas mi más sincera gratitud por haber cambiado el comportamiento ante esa segunda oportunidad que se les ha dado y por haber confiando en mi para narrarme su relato.

Todas me han descrito prácticamente lo mismo una y otra vez y, tengo que advertir que sí; soy escritora, pero este relato de Ismael—nombre ficticio, naturalmente— que reflejo más abajo, es una experiencia real, de una persona real, como tú y yo, que ha pasado por dicho trance y aunque al principio se negaba a reconocerselo a si mismo, tal vez la barita que lo escogió fue para ver si ese último rescoldo de luz en su interior se avivaba ante el sufrimiento propio.

 —…entro en un túnel oscuro, sin luminosidad, a lo sumo una luz tenue roja ilumina el fondo de aquel pozo, conforme voy adentrándome por su negra boca.

 

—Ismael cierra los ojos e inspira en busca de aire. …Siento un miedo lacerante sobre mi cuerpo que era y no era. Un frío intenso me aguijonea sin piedad, mientras unas risas histéricas de hienas despiadadas acompañan mi andadura a través de aquél túnel lúgubre y mortecino. A cada paso que doy, recibo un pellizco, un empujón, una serie de vejaciones que lamento reconocer yo tambíen cometí y, para así recordarmelo van desfilando ante mis aterrados ojos, entre empujón y empujón, los recortes de mi vida.

 —…Una vida cruel—debo admitirlo hoy—donde realicé y practique lo mismo que recibí desde bien corta edad

—Me mira y mueve las manos. …No quiero con esto justificarme ni tampoco desviarme del tema; simplemente me mostraron en esa sala de cine con forma de túnel, la miseria de mi vida y el infortunio que creé y proporcioné a muchos que simplemente me querían, porque ahora, con la serenidad que me transmite el tiempo, puedo decir sin tapujos, que aquél o aquella persona que más me quería, más dolor le afligía…

—Ismael hace una pausa para volver a coger aire.

 —… Percibo miedo, pánico, malestar, horror y…¡no se! cuantas veces intento volver sobre mis pasos, al saber que aquella luz rojiza mortecina no es precisamente buena. Lo siento dentro de mí. Noto como crece y me carcome desde el fondo de las entrañas un pánico que paraliza todos mis sentidos. Noto cómo se apodera de mis vasos sanguineos, algo venenoso. Como circula junto a mi sangre un miedo profundo, espeso, que llega al corazón para que éste se vuelva completamente loco, al tiempo que unas manos invisibles…,¡perdón!; muchas manos invisibles me empujan sin miramiento, sin compasión hacia ese resplandor del color de la sangre que— debo admitir aunque me pese—¡me aterraba y me aterra! ¡sí!; pero también me subyugaba—Ismael cierra los ojos y trata de calmarse. 

— ¡pobre de mí!, qué ciego estuve al adentrarme en aquél paraiso infernal donde lo único que imperaba era el dolor más absoluto, más de lo que cualquier mortal pueda imaginar pero con un único protagonista…Yo—vuelve a cargar de óxigeno sus pulmones—Yo era, yo soy, el único protagonista. Un actor atado a una silla, ultrajado, vejado, violado salvajemente, multiplicando por infinito todo el daño que aflijí sabiendolo… 

Aquí, con tu permiso, interrumpo el testimonio, de está persona que entrevisté hace años, ya que todo lo que me narró y yo escuché atentamente, tomando mucho oxígeno—debo admitirlo—era propio de una pelicula Snuff y ¡ufff! De verdad creo que no voy a reproducirlo. Sí, me quedo con lo que describe a continuación, a modo de conclusión.

 —…Después de recibir tal castigo, de visionar y sentir una y mil veces mi propia tortura, alguien. No el ser que describen con cuernos; mitad hombre, mitad cordero—emite un deje de sonrisa—¡no!, alguien a quíen llaman «lugarteniente», alguien en una escalafón cercano al «jefe» como así lo llaman, al estar jerarquizados militarmente; me indica que debo regresar: —¡Tú momento no ha llegado!—exclama con fastidio. Ismael centra sus ojos en mi y emite otro inclinación en la boca; el recuerdo lejado de una sonrisa.ecm embalsamación egipcia — ¡A pesar, de utilizar el principio de balanza descrito por los egipcios; de pesar tú alma. A pesar de poseer tú balanza de vida inclinada, hacia el lado que reside el dolor y la mezquindaz en todos sus grados; a pesar de eso—escupe las palabras con rábia, con fastidio— ¡A pesar de eso!, me comunica el «jefe» que tu hora no ha llegado y que sólo en ti— me señala con el dedo—reside el poder de cambiar tu comportamiento en lo que resta de existencia. Ismael vuelve a sumergirse en otro largo silencio. —… Y bueno, en ello estoy—termina su exposición, sonriendo por primera vez. 

 

Debo agradecer desde aquí, mi modesto espacio, los testimonios valientes, como éste que te presento, pues para mí, valiente es aquella persona que desea modificar su conducta por muchos años que golpen sus espaldas. Él, sí modificó su conducta tras su vuelta, su retorno a la vida, aunque les costó recuperarse. Enfermó de pustulas que tras muchas pruebas médicas y científicas, nadié consiguío explicar. Enfermó de Alitosis y de envejecimiento acelerado en su piel. La irritabilidad, la inquina, o el desdén despiadado con el entorno fueron sus «deberes» y su expiación hasta convertirse en el hombre que yo vi. Este caso que te narro. 

Estas personas que han padecido una ECM negativa en primera persona, sólo consiguen salir de la negatividad que los envuelve, que los aplasta sin piedad, con pensamientos positivos. Pensamientos positivos que consiguen contrarestar los efectos y las secuelas debastadoras de los pensamientos negativos que se impregnan a la piel. 

Estos «malvados o vampiros psiquicos» entrevistados, expresaban gratitud ante la segunda oportunidad que se les ofrecía. Un cambio originado al verse en esas «calderas de Pepe Botero», al contemplar su película snuff particular, su propia agonía de vida. Rebecca van Winter, abril 2015

Artículo publicado por Rebecca van Winter: ECM negativas
http://rebeccavanwinter.com/2015/04/26/ecm-negativas/


CODEX SERAPHINIANUS: UNO DE LOS LIBROS MÁS EXTRAÑOS DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS



Código realmente misterioso, interesante y bello, con lenguaje desconocido y maravillosamente ilustrado aunque su origen pueda resultar desconcertante debido a que su autor, Luigi Serafini lo escribió en forma de escritura automática, pero a pesar de su visión digamos "surrealista" merece la pena verlo...



Vídeo descrito por Vicente Fuentes

http://www.expandiendo-consciencia.blogspot.com.es/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...