EXPANDIENDO LA CONSCIENCIA


EXPANDIENDO LA CONSCIENCIA


TU MENTE NO TE LLEVARÁ JAMÁS A LA VERDAD DE QUIEN ERES, DEJA QUE LA LUZ DE TU CORAZÓN TE MUESTRE AL SER Y REGRESA AL HOGAR, SERÁS LIBRE


sábado, 29 de diciembre de 2012

LA REVOLUCIÓN DEL GRAN CAMBIO HUMANO: ACTIVACIÓN DEL ADN





El 2012 ha sido un año de muchos cambios en la vida de muchas personas y del planeta mismo. Uno de los mayores cambios se ha producido en este último mes debido a las grandes oleadas de frecuencias de luz que han llegado a nuestro planeta y que han promovido un gran salto quántico en la expansión de la consciencia y en la evolución de toda vida del planeta.

La amplitud de consciencia nos permite ver la vida y la realidad que esta es de un modo diferente, desde una percepción diferente, pudiendo comprender y entender desde otro paradigma la vida misma como antes no éramos capaces de sentir ni entender. Resuenan con nosotros cosas diferentes, empiezas a plantearte muchas de las verdades impuestas por la sociedad y que hasta ahora creíste como verdaderas porque no era posible salir de esa matrix en la que vivíamos. Empiezas a sentirte merecedor de ser feliz y de todo lo que te propongas en tu vida siguiendo tu propio destino  empoderándote y siendo responsable de tus propias creaciones y comienzas a vibrar en una energía diferente y más amorosa por lo que mucho de lo que estaba vinculado a la matrix en la que vivías comienza a desaparecer.


Hasta ahora la realidad en la que vivíamos estaba firmemente anclada en lo que llamamos tercera dimensión y desde ahí sólo podíamos vislumbrar pequeñas sombras de nosotros mismos y de lo que estaba fuera. En ese sentido esto me recuerda mucho al "Mito de la Caverna de Platón”, en la que la tercera dimensión podría fácilmente ser esa cueva oscura en la que nos acostumbramos a vivir y en la que sólo veíamos sombras de lo que estaba fuera porque además había poca luz y nos habíamos acostumbrado a ella e incluso nos daba miedo salir fuera para intentar ver algo más porque la luz nos cegaría. 
En esa cueva sólo podíamos percibir una cantidad muy pequeña de la realidad, un 10% , que fluctuaba entre las frecuencias superior al infra-rojo y por debajo del ultra violeta, y por eso el cerebro sólo activó ese 10% de sus capacidades y el 90% restante permaneció dormido esperando a recibir frecuencias más altas de luz.


Lo mismo ocurrió con nuestro ADN, ese en el que hasta ahora los científicos tampoco podían ver  para qué servía el 90 % restante y sólo consideraban como bueno o importante el 10% y el resto basura. Simplemente la luz en la que estaban no les permitía tomar consciencia de la importancia del resto, y nuestro ADN también permanecía en gran parte dormido, pues así podía mantenerse en resonancia con la matrix de tercera dimensión, ya que el despertar parte de este ADN dormido suponía acceder a mayores frecuencias de luz y por tanto a dimensiones superiores. 

Haré referencia a un médico y científico del siglo XX, que es el doctor Hans Jenny.
Este científico estudió las relaciones entre la materia y la energía, y construyó el fundamento de una nueva ciencia a la que llamó Cimática. Tras 14 años de estudios y experimentación  le llevaron a comprobar que el mayor o menor grado de complejidad molecular y evolutiva de un ser depende de las frecuencias de energía que reciba su cuerpo. Una dimensión es la amplitud determinada de frecuencias vibratorias, que producen en la materia (cuerpo) un diseño particular de patrones biológicos. Cambia la frecuencia y el cuerpo muta en forma correspondiente. 


Pues bien, nuestra tierra en el último año con mayor intensidad y como decía sobre todo en este último mes ha sido bombardeada con frecuencias altísimas desde el centro de la galaxia y sobre todo ha recibido también altas frecuencias de las grandes explosiones solares que han tenido lugar y que se han registrado como de las mayores de la historia. (La Tierra es muy vulnerable a las emisiones electromagnéticas de las explosiones solares y cada once años recibe por ejemplo gran cantidad de ellas, completa un ciclo y pulsa).  

Las frecuencias de luz se producen como pulsaciones y el ritmo de estas condiciona los ciclos. Acabamos de finalizar un ciclo galáctico, y esto  ha provocado que al llegar energías electromagnéticas de alta frecuencia, las matrices de vida cambien. Eso ha abierto el potencial para que se haya dado un cambio dimensional en la tierra y de la que aun no siendo consciente de ello todo ser de este planeta, sí que el proceso se ha dejado sentir en todos en mayor o menor medida removiendo en muchos parte de sus vidas y poniendo patas arriba aspectos familiares, laborales, sociales, movimientos económicos y un largo etcétera junto a trastornos físicos, pero sobre todo y lo más importante, es que con la entrada de esta  nueva dimensión, las frecuencias de luz han sido lo suficientemente altas, como para que se haya dado un despertar y expansión de consciencia y apertura de todo el potencial dormido en nuestro ADN como antes exponía. Vibramos en una energía nueva de Amor y la información de estas nuevas frecuencias ha llegado también a nuestras células mismas, cada uno según a la frecuencia a la que pueda acceder de toda la que actualmente como potencial está disponible. Esto no es mejor ni peor, pues cada uno tiene su propio proceso en la evolución y así debe ser.

¿Cómo ha afectado pues esto a nuestro ADN?


Estas altas frecuencias han activado y acelerado la vibración de nuestras células y han reaccionado irradiando calor hacia los espacios vacíos que las rodean. Esto despertó algunos códigos dormidos de nuestro ADN y activo también información en el núcleo de las células, que da como resultado un cuerpo más sutil y perfeccionado y también una expansión de la Consciencia. Se pasa a activar asi las 12 hebras o filamentos de ADN dormidos en nosotros, y que contiene mucha información interdimensional escondida en ese “90% de basura” que los científicos están empezando a descubrir y del que estoy convencida  que habrá en este siglo grandes avances, sobre todo ahora que la nueva dimensión abre como decía el potencial, las puertas para comprender y tomar más consciencia de cosas hasta entonces borrosas u ocultas y a las que no podíamos acceder.

Las 12 capas de ADN existen interdimensionalmente y cada una tiene dos atributos principales que se equilibran. Como leí recientemente, “Activar las 12 hebras en espiral o capas del ADN es activar los 12 Centros de Energía que abren las puertas Dimensionales y los Códigos del Tiempo que contiene el Cuerpo Humano”

 

Es la revolución del gran cambio humano y un mayor acceso a la verdadera realidad de quiénes somos y acercamiento a nuestra verdadera divinidad e identidad.


Angélica 

http://expandiendo-consciencia.blogspot.com.es/ 



Quizás también te pueda interesar:



Revelaciones sobre la Ascensión a Nivel Celular     El ADN es cuántico y puede ser influenciado

Bienvenidos a mi nuevo Blog

Bienvenidos a mi nuevo Blog, que a partir de ahora me acompañará y a todo aquel que quiera acercarse a él en esta nueva etapa de mi vida, de ahí que aunque en la red permanezca mi anterior blog http://www.crecerenlaluz-lechuzablanca.blogspot.com.es/ para todo aquel que quiera seguir pasándose por allí, a partir de ahora mis publicaciones se harán en este nuevo espacio. Gracias a todos los que me visitaron y compartieron en el anterior blog, que sirvió "Para Crecer en la LUZ" y aunque siempre estamos creciendo, creo que ahora es tiempo de expandir consciencia.
Bienvenido a este nuevo espacio, y se agradecerán siempre cualquier comentario o aportación que quieras compartir. 
Comenzamos,....


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...