EXPANDIENDO LA CONSCIENCIA


EXPANDIENDO LA CONSCIENCIA

FLUYENDO EN EL SER… TU MENTE NO TE LLEVARÁ JAMÁS A LA VERDAD DE QUIEN ERES, DEJA QUE LA LUZ DE TU CORAZÓN TE MUESTRE AL SER Y REGRESA AL HOGAR, SERÁS LIBRE

viernes, 17 de marzo de 2017

¿PUEDE ALGO INTERPONERSE EN TU CAMINO, EN LA VERDAD O NO ES SIMPLEMENTE IMAGINADO?




La verdadera espiritualidad, es descubrir lo que ya Es, lo que ya Eres, lo atemporal, donde el concepto del “yo” puede ser observado. Para ello se requiere introspección, ir hacia dentro para redescubrir quien Eres.

¿Quién está ahí? ¿Quién observa? ¿Es una entidad? ¿tiene alguna forma, intención, puede ser alcanzado eso? ¿Hay espacio, quizás vacío? ¿Hay un “tú” ahí?
Puedes sentir si en ti hay un cierto interés en descubrir la Verdad y para ello tienes que indagar, ir hacia dentro, porque estamos acostumbrados a percibir mucho lo de fuera, a intentar identificarnos con todo lo externo; así nos identificamos con lo que los demás piensan de nosotros, con nuestro trabajo, nos identificamos con un equipo de fútbol o con un grupo de amigos, quizás con el grupo del gimnasio o con el que nos vamos a jugar al pádel, o nos identificamos totalmente como hija, madre, padre, hijo, hermano, hermana…nos podemos identificar con absolutamente todo lo que pertenece al mundo fuera de nosotros y que tiene entretenida nuestra mente, pero todo ello ¿eres Tú? ¿Eres?¿Qué es el “tú” o el “yo”? Sólo yendo hacia dentro puedes descubrirlo, si sientes que hay algo más que no sólo el mundo exterior que pertenece al “yo” como identidad.

Si estás leyendo esto, seguro que ya has sentido que hay algo más que todo eso, que Tú no eres el “yo” que vive creyendo que el mundo exterior es lo único que hay, que es lo real. Te hago una pregunta, ¿te sientes lleno con todo lo externo o vacío? Y no me refiero a un vacío lleno de plenitud, paz, que son fragancias del ser, sino la sensación de que algo falta, de que algo huele mal en todo esto que nos han vendido de qué tener y/o hacer para ser felices; es un agujero que nunca se llena porque ni el agujero realmente existe para poder ser llenado. Sin embargo existe un Yo, un Tú que Es, que no tiene agenda, que no tiene necesidad de llenar nada porque ya Es y uno de sus aromas es la plenitud. ¿Qué es importante para el Ser, qué necesita, está vacío o lleno? Como digo sólo yendo de camino a casa, hacia tu verdadera naturaleza, hacia el silencio de tí mismo de verdad, del Ser, puedes entender el por qué de estas preguntas y sus respuestas si es que al Ser estas últimas le importaran. A lo mejor el camino te lleva a descubrir que no sabes nada y que tampoco eres nada y esto puede provocar miedo en un principio, porque si no soy nada, ¿qué soy o quién soy entonces? ¿cómo vivo ahora el día a día sabiendo eso? ¿para qué me he esforzado todos estos años ganando una reputación o un status social? ¿cómo me relaciono con los demás ahora? Surge además la necesidad de tener que defenderse de algo. Sólo profundizando más en ti y descubriendo más al Ser que Eres, sentirás que ese vacío que sentías se convierte en Paz, en una mayor Presencia y no tandrás necesidad de la personalidad; eso no quiere decir que no puedas seguir tu vida, tu día a día con tu trabajo, tus relaciones familiares, sociales, laborales…, tus asuntos, tus amigos, disfrutar de lo que te gusta y de la vida sólo que sabrás quién Eres realmente y la identidad se consumirá sola a la luz de la Verdad, ya no te identificarás con lo de fuera, no necesitarás salvar nada y esa es la clave, la no necesidad de las creencias de que hay que ser o tener para ser feliz o de salvar expectativas, porque la verdadera felicidad ya la tienes, sólo que aún puede que  no la hayas descubierto, pero es un aroma del Ser y nunca dejaste de serlo.

¿Qué te mantiene esperando para dar el paso para Ser? ¿ A caso tienes miedo a perder algo? ¿ Al fracaso, a defraudar, a cambiar?¿ Qué temes? ¿Qué te mantiene parado sin querer dar el paso hacia ti mismo, hacia la Verdad, hacia lo único que no es realmente una locura? Quizás tu mente te diga bueno si “eso” está siempre contigo, puede esperar y esta idea que te atrae es la trampa del posponer de la que no podrás salir si sigues poniendo tu atención en eso, pues si te crees eso que tu mente te dice, si caes en el hábito de la mente, ese posponer será realmente tu cárcel y no la liberación, pero a la mente le asusta todo lo que no esté bajo su control, no quiere perder su poder y el Ser no está subyugado a nada ni a nadie y sabe que si lo descubres su hegemonía estará perdida. Por eso el momento es AHORA.

Como dice el querido gran maestro espiritual Mooji:

“Si la libertad está en una mano, ¿qué hay en la otra mano? Si estás realmente vacío permanece como estás. Si no lo estás, contempla esto. ¿Puede algo interponerse en tu camino, en la Verdad, o no es simplemente imaginado? “

Angélica Galeano 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...