EXPANDIENDO LA CONSCIENCIA


EXPANDIENDO LA CONSCIENCIA

FLUYENDO EN EL SER… TU MENTE NO TE LLEVARÁ JAMÁS A LA VERDAD DE QUIEN ERES, DEJA QUE LA LUZ DE TU CORAZÓN TE MUESTRE AL SER Y REGRESA AL HOGAR, SERÁS LIBRE

domingo, 15 de febrero de 2015

NO NECESITAS HACER NADA




He llegado a un momento en mi vida en que siento que “no tengo que hacer nada” y eso me hace sentirme libre y vacía, como nunca me había sentido antes.

Durante un tiempo, y creo que esto es algo común a todas las personas que de un modo u otro iniciamos el camino de la espiritualidad o lo que para mí significa, ir hacia dentro en busca de las respuestas y de la Verdad, sentimos parte de nuestra vida, que debemos hacer trabajos, sean del tipo que sean, “espirituales” y por supuesto de ayuda a otros. Pasamos parte de nuestra vida preguntándonos qué debemos hacer, para qué vinimos aquí, cuál es o son nuestros dones y todo ello porque sentimos lo que creemos un “vacío” que no se llena, y que cuando hacemos tareas o cosas de las que se denominan “espirituales”, nos sentimos mejor, porque pensamos que tenemos una misión que nos obliga a hacer “algo” y que además si nos “sacrificamos” (tremenda palabra) por esa misión, más cerca estamos de cumplir con nuestro fin. Quizás muchos piensen esto no es así, pero mi experiencia me permita decir que muchas veces esto es así y por lo menos esta es mi verdad. Sentimos que debemos hacer algo fuera, y se nos olvida lo más importante que es hacer adentro.

Creo que al principio de la búsqueda, en los inicios del Despertar, la mayoría intenta buscar las respuestas primero fuera, y así vamos a seminarios, cursos, a escuchar a alguien que parece tener todas las respuestas a nuestras preguntas, a supuestos maestros espirituales, canalizaciones,… y todo esto está bien, porque al fin y al cabo no es más que un camino que nos va guiando poco a poco a lo que realmente acabe resonando con nosotros y que nos lleve a encontrar nuestra propia Verdad.

En esa búsqueda por supuesto, de las primeras cosas como decía que nos preguntamos es ¿para qué estoy yo aquí? ¿cuál es mi misión? Y muchas veces nuestro ego sin darnos cuenta, nos hace sentir “especiales” por ser “diferentes”, y esto nos permite sentirnos bien porque tenemos una misión que llevar a cabo por el bien de los demás, sin darnos cuenta muchas veces que realmente lo hacemos por nuestro propio bien, por esa idea de tener que hacer algo “importante”. Cuando además pensamos que ello implica un sacrificio (tengamos en cuenta que quien lo cree es nuestra mente por tanto es una ilusión, y la idea de sacrificio es contrario al Amor), parece que aún estamos cumpliendo con una misión o propósito mayor, tanto que supone un sacrificio, y realmente detrás de esto se esconde muchas veces el ego de la necesidad de reconocimiento, de una especie de recompensa por ello, de valorarnos y de que los demás nos valoren y de sentirnos bien con la idea de ser diferentes a otros que no se plantean cuestiones espirituales e incluso podemos inconscientemente pecar de orgullo o de condescendencia hacia los demás.

Toda idea de sacrificio es contraria al Amor, así que si haces algo en la vida bajo la idea del sacrificio, o sientes que realmente es un sacrificio aunque te guste porque así obtienes tu reconocimiento o recompensa, te estás apartando realmente de la gran misión real que ahora siento que es, y si es contrario al Amor, realmente te estás apartando del camino espiritual real que es de la búsqueda interior hacia el Amor y la Verdad. Ya puedes hacer el mayor trabajo, ayuda o lo que creas que debes hacer como misión, que si se aparta del Amor, realmente en nada servirá si lo que quieres es alcanzar la Verdad. Para mí esa es la verdadera espiritualidad.

La espiritualidad para mí es la natural condición del ser humano, somos seres espirituales, no puede ser de otro modo, pues somos seres de naturaleza divina sumergidos en la dualidad del olvido, del engaño, de la ilusión, y por eso vivimos en esa ilusión creando una realidad que no es realmente real y creyendo que estamos separados y que somos simples seres humanos apartados del Amor y la Luz que en verdad somos. Hace tiempo publiqué un post que se titula cómo creas el cambio que quieres fuera. Realmente debemos empezar por nosotros mismos y no por los demás para crear el cambio, y esa para mí es la verdadera misión.



Son nuevos tiempos, en los que es necesario una Consciencia diferente para poder así realmente producir el cambio. Lo importante en estos tiempos es Despertar y ayudar al planeta entero en ese Despertar de Consciencia que llevará a una búsqueda y trabajo interior. Sólo yendo hacia dentro de nosotros, podemos empezar a despertar e ir vislumbrando nuestra Verdad. Conforme vamos tomando más consciencia de todo ello, iremos conociéndonos más a nosotros mismos, iremos quitando el velo que siempre nos ocultaba otra realidad, la Verdad y así conforme vayamos trabajándonos a nosotros mismos y quitándonos más oscuridad, podremos ir llenándonos de más Luz y de más Amor, podremos ir ganando PRESENCIA y estar en ella por tiempos cada vez mayores y con ello aumentamos nuestra vibración energética, y también la del Planeta. Nuestro querido planeta y la Naturaleza ya ha ido de forma natural aumentando su vibración y adaptándose a una nueva época de mayor esplendor y luminosidad, las personas debido a la ilusión en la que nos movemos, somos las que más nos cuesta en el planeta hacer el cambio, nos resistimos porque nos resulta más cómodo permanecer en la ignorancia y en nuestra zona de confort que movernos, aunque la realidad que vemos tampoco nos guste. Son momentos cruciales en los que lo verdaderamente importante ahora es trabajarse a uno mismo, eso es para mí realmente lo importante y necesario en estos tiempos. No importa que realices algún trabajo, actividad,… a favor supuestamente de otros, si no te trabajas a tí mismo quitando oscuridad para vaciarte y llenarte de Luz, realmente no te estás ayudando a ti mismo, ni al planeta, ni a los demás ni al Universo. Lo más difícil es realmente esto, trabajarse a uno mismo no el ayudar a otros a través de diferentes modos, porque en general de una forma u otra cuando lo hacemos buscamos o recibimos algún tipo de compensación por parte del otro, sea del tipo que sea o necesitemos, sea material, de reconocimiento, energética,… pero el trabajo real debe de ser con nosotros mismos. En estos tiempos realmente se necesita a ILUMINADORES, personas que tratan de ser la mejor versión de sí mismas, para que produciendo un cambio real en ellas, para que expandiendo y elevando su consciencia hacia el Amor, aumenten la tasa vibratoria del planeta, que es lo necesario para que se produzca el cambio. El cambio en verdad que se está produciendo, es un acontecimiento planetario que va mucho más allá de las personas que habitamos la tierra, realmente implicará al Universo entero, y el único modo en que ello puede darse es despertando y aumentando la vibración individual de cada persona en el Amor. Necesitamos que las personas aumenten su vibración energética a través del Amor y que sirvan de ancladores de Luz y Amor para los demás, de tal modo que esa firma energética se expanda como ondas allí donde estén, influyendo de este modo en el campo energético de los lugares y personas con los que se relacionan, abriendo así una puerta a los demás para que puedan empezar a sentir que debe haber una verdad mayor y comiencen el camino de la búsqueda interior hacia esa Verdad, y así ellos en su búsqueda aumentarán también su vibración energética y la del planeta, y al subir la tasa vibracional, la tierra entera con sus habitantes  accederán a una dimensión superior y se producirá realmente el cambio. Para mí esta es la verdadera misión, la de ser lo más plenamente Consciente y Presencia en estos tiempos, y así anclar la Luz y Amor propios de estar en Presencia.  Desde esta Verdad que como digo es la mía, realmente siento una liberación absoluta y una Paz enorme, y es el Reconocimiento de que no debo hacer nada, es el “NO NECESITAR HACER NADA”, no estoy obligada a hacer ningún tipo de trabajo o actividad hacia los demás para cambiar el mundo, porque lo que tengo que hacer ya lo he ido haciendo desde que nací y es ir hacia mi interior en búsqueda de la Verdad, cambiarme a mí misma y al Despertar, ya cumplí con mi misión, porque desde ahí puedo trabajarme más a mí misma, conocerme más a mí misma, amarme por lo que soy, reconocer la ilusión en la que viví y que me hicieron creer que era la verdad y al acercarme así cada día más al Amor, estoy anclando como muchísimas personas más en el planeta, la Luz y Amor que se necesita en estos tiempos y que es lo realmente necesario para que se dé el cambio. Es así de sencillo y simple, simplemente y a la ver hermoso y grandioso, volvernos a lo que somos. Desde aquí entiendo que no necesito hacer nada “espectacular” de cara afuera o de los denominados trabajos “espirituales” y refugiarme en eso para sentirme bien conmigo misma pensando que así estoy cumpliendo con una misión, lo importante realmente es el Amor y si llevas el Amor y la Luz en tu día a día, sólo con tu presencia, ya estás cumpliendo con el plan, ya estás cambiando el Mundo y su firma energética. No tengo la necesidad de convencer a nadie de nada, pues cada cuál está en su camino y creo que lo mejor que se puede hacer para producir el cambio es actuar desde el Amor, desde la Luz, ayudar con el ejemplo para que otros puedan recordar el Amor que son.



Al principio de sentir que no debía hacer nada de todo lo que en algún momento pensé que era casi una obligación y me angustiaba además por los detalles exactos de qué debía ser, cómo y en qué términos y condiciones como si estuviera firmando un contrato, lo primero que sentí fue una sensación liberadora y una energía amorosa como nunca antes había sentido y después una sensación extraña de mucho vacío, como si muchas cosas a las que antes le deba yo mucha importancia o valor (o mejor dicho mi mente) ya no encontrara lugar, y mi mente intentó analizarlo e incluso me hizo creer que esto no podía ser así y que realmente era una resistencia mía para hacer “cosas”, pues no podía permitir mi mente tal vacío, no podía permitir la muerte de tantas creencias. Durante ese tiempo lo mejor fue simplemente aceptar hasta que esa energía nueva que vibraba en mí se integró completamente.

Esto no quiere decir que yo esté diciendo que no haya que ayudar a los demás, sino que no me veo obligada a hacer nada por algún tipo de creencia de que es lo que debe ser, es simplemente que no lo necesito, no tengo necesidad de ello, lo cual hace que verdaderamente esto sea más amoroso para otros y también para mí cuando lo hago. Hoy puedo estar trabajando como terapeuta u otra actividad y si mañana ya no lo siento así pues no lo haré, porque no es realmente lo importante, lo que importa es ser portador o portadora de la Luz y el Amor, y desde aquí todos los trabajos son igualmente importantes. Cuando te sientes libre y aumentas tu vibración, estás ayudando ya de la manera mayor posible al planeta entero y a cuantos vivimos en él. Cualquier acto es magnífico siempre que provenga del Amor, de la mayor Presencia, de la Paz que otorga la libertad, sea en el lugar y la forma que sea. Consiste en vaciarte de todo tipo de creencias para llenarte y así compartir Amor.

Tú quien ahora estás leyendo esto, quiero decirte que eres muy importante, eres un ser maravilloso, el mundo necesita a Iluminadores, gracias por iluminar, por cada acto libre de Amor, por intentar ser la mejor versión de íi mismo o  misma porque estás haciendo posible que todos seamos la mejor versión de nosotros mismos también, porque haces posible el Cambio, el DESPERTAR.

Angélica G.

Te puede también interesar el post Cómo creas el Cambio que quieres fuera http://expandiendo-consciencia.blogspot.com.es/2013/03/como-creas-el-cambio-que-quieres-fuera.html

2 comentarios:

  1. Hola, mucho gusto, he leído algunos de tus post's y en verdad me han gustado, sobre todo el de la geometría sagrada, me gustaría mucho saber mi verdad interior, pero no tengo la menor idea de como realizarlo, podrías tu ayudarme?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ahriman,¿qué tal estás?
      realmente la búsqueda de la propia Verdad conlleva el ir hacia dentro de tí mismo y empezar con el descubrimiento de quién eres. Sé que puede parecer absurdo, pero no es decir yo ya sé quién soy, si no ir más allá y estar atento a tus emociones, a tus pensamientos y ver de dónde provienen, empezar por ser observador de tí mismo. deberás estar dispuesto a aceptar que a lo mejor la manera de pensar y sentir viene condicionada por la sociedad en la que vives, la familia, la escuela, la religión,... pero dentro de todo esto debes buscar qué resuena realmente contigo y qué no. A lo mejor puede ayudarte también el recordar qué te gustaba de pequeño, qué te mptivaba, y ver si ese niño se extinguió o queda aún parte de él ahí, porque de pequeños estamos muy cerca de lo que realmente somos y de nosotros mismos; como ves se trata de pasar tiempo en silencio interior e ir descubriendo poco a poco sin juicio, con paciencia y mucho Amor que hay dentro, porque realmente llega un momento en nuestra vida que no nos convence todo lo que nos llega de fuera porque empezamos a recordar parte de la Luz que somos y del Amor que somos. Meditar te ayudará enormemente, estar en la naturaleza y observarla y pasar como te digo mucho tiempo en silencio contigo mismo y observar sin juicios tus propios pensamientos, e irás dándote cuenta si estos dirigen tu vida o lo haces tú y de dónde provienen esos pensamientos y si eso es verdad o es sólo un engaño de la mente. No tengas prisas, es un proceso que te llevará quizás como a todos toda la vida, pero es un viaje maravillosos en el que cada día irás descubriéndote un poco más y con ello ayudarás al planeta entero, pues recuerda la unidad que hay en todo. Aparta de tí lo que no resuene contigo, incluso esto que te escribo si no lo sientes así en tu interior, porque sólo así podrás alcanzar tu Verdad.
      Un Abrazo, ánimo porque ya tienes bastante camino realizado al querer descubrir tu verdad, esto es el despertar.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...